Proyecto Fotográfico del Mes: Pies de Loto de Sumiko Muray

Pies de loto, antiguo arte oriental del apresamiento, traduce en imágenes del Kinbaku un límite de la pulsión. La fotografía de Muray traza un recorrido de cabellos atados que han sido sujetos para el placer, aunque del placer, pero vueltos objetos ¿Quién sujeta el deseo? ¿De quién? (¿Quién urde la trenza y qué entraña el objeto?  El nudo de la cuerda, la trenza en el pelo y la venda en el pie, no pueden ser deshechos, porque eso libra el goce de la niña. Los pies de loto eran ofrecidos al hombre en canasto de flores, porque el pie roto fundamentaba la belleza de la flor. La mujer debe sufrir.

¿Puede un objeto reclamar un yo para sí? ¿Puede predicarse un objeto?  Desatar el cabello es darle un rostro. Muray no lo enfoca nunca, a riesgo de que ella se llame María o Juana. O Sumiko. A riesgo de que ella se dé un nombre, de que reclame su muerte que ha sido, junto a su goce, sometida a una economía que hace de ella una muñeca; foto que, frente al ojo, cuestiona la sencillez de esta violencia ¿Puede acaso ella dejarse atar?

Por Héctor Trincado y Víctor Ibarra.

 

¿Cómo se gesta la idea de realizar este proyecto?

La idea inicial surgió en un colectivo multidisciplinario en que participaba, conformado sólo por mujeres, llamado “Asfixia”. Allí tuvimos la idea de trabajar como pie forzado en torno al pelo, en cualquiera de sus formas, como una puerta de entrada a tratar temas relacionados a la mujer, principlamente. Hace poco había realizado unas fotografías a una comunidad BDSM, donde conocí a alguien que practica el kinbaku (una especia de bondage japonés)  así que con su ayuda empecé mi investigación en torno a la práctica del kinbaku aplicado a cabellos, para hablar un poco de sometimiento.

Pies de loto es un estereotipo de belleza que deformó los pies de millones de mujeres en China, en ese sentido ¿cómo vinculas esta tortura consentida socialmente  a tu trabajo fotográfico?

Precisamente esa imagen como podría serlo un corset o un encrespador de pestañas es la que representa para mi una buena manera de plantear la domesticación de los cuerpos, sexualidad, comportamiento, etc. Es en ese gesto de resumir la corporalidad a una forma estándar y predefinida, que veo una metáfora de la historia de la mujer, siempre dominada, contenida y restringida a otro y, no sólo la mujer, la diferencia en general que “tiene” que calzar. Es en esta imagen tan gráfica la  idea de hacerte entrar en un molde que encontré precisa para abordar mi tema.

¿Podría decirse que Pies de Loto es una exhibición que en sus imágenes evoca una sensación pasiva/agresiva con respecto al castigo del cuerpo femenino? ¿Por qué?

Totalmente, y esto es porque creo que las ideas sobre las que recién hablaba tienen un límite que se corre a cada instante. Vivimos en una sociedad conservadora, machista y con doble moral. Al vivir en un lugar donde parece ser tan claro el comportamiento que hay que tener, en algún punto uno empieza a creerlo y a integrarlo como propio, finalmente hay una imposición que se va borroneando, y voy haciendo esta idea mia y además la reproduzco, como puede ser el círculo de violencia doméstica, comportamientos de dependencia sexual o estándares corporales en los que buscamos encajar. Esa dinámina es lo que podría verse como esta sensación pasivo/agresiva, a la que aludes, ya que si me interesa reflexionar sobre esa dualidad, esas dudas, e incluso dar el espacio a contradicciones al respecto.

_IM_6688

¿Cuál es tu postura con respecto al castigo y censura que se mantiene en Chile contra el cuerpo?

Rechazo completamente estas ideas, pero no es algo que me extrañe con la historia que tenemos, entre nuestra fascinación por el capitalismo, dictadura y el poder que aún tiene la iglesia, no puede ser de otra manera. Creo que si como sociedad hay un bloqueo sobre las diferentes corporalidades, no existe la posibilidad de vernos, por lo tanto se diluye la posibilidad de dialogar, y seguimos atrapados en los dobles discursos.

Con respecto a la exhibición podemos ver un montaje lineal de 8 fotografías ¿Cómo fue el proceso curatorial, las imágenes siguen una lógica de lectura? ¿Trabajas con un curador?

En general trabajo sola, pero me gusta intercambiar ideas con distintas personas en el proceso. Este caso me tomó 3 años terminar esta obra, y hubo muchas personas con las que compartí, inicialmente fotográfos y artistas visuales, pero la fase final fue con unos amigos filósofos, ya que me sentía un poco bloqueada y la discusión tenía que abordarla desde otro lado. Así fue como aparecieron las últimas imágenes y por lo mismo ellos escribieron el texto que acompaña la muestra.

Sobre el montaje, está armado un poco para la sala. Esta serie ya la había mostrado en una colectiva en Montevideo, donde eran fotografías un poco más pequeñas y todas del mismo tamaño, y ahí fue evidente que la última foto, que en ambos casos, es la misma, tenía que ser más grande que el resto, por ejemplo. Trabajo con bastante espacio para el error. Me estresa un poco la rigidez del medio, así que en general me gusta tener la libertad de hacer lo que quiera, por lo mismo he trabajado bajo la autogestión y en general en espacios más alternativo.

Revisando tu portafolio se ve que desde el 2006 comienza el proceso de investigación con la serie cuentos, luego hay un pausa y retomas durante el 2011 con la serie La Danza Hacia la Oscuridad ¿Cómo funciona tu proceso creativo?

Bastante random la verdad, pero probablemente lo que dices se debe a que desde el 2011 salí del clóset respecto a mi actividad artística. En general me obsesiono con ciertas ideas, busco textos sobre el tema, referencias visuales, boceteo; o hago fotos impulsivamente. Creo en los procesos creativos, no en uno necesariamente,  y cada trabajo lo abordo según lo va requiriendo el mismo proceso.

¿Algún proyecto en curso?

Mi proyecto personal, se llama Revuelta. Se trata de un proyecto transdisciplinario, itinerante, que busca la vinculación entre personas, disciplinas artísticas, activando espacios no vinculados al arte, llevando exhibiciones de arte, performances, música y gastronomía, lo que se conoce como “pop up”. Hemos realizado ya 8 sesiones, en distintos lugares de Santiago y han participado numerosos artistas, entre fotógrafos, cineastas, músicos, etc.

Es un proyecto que lleva 2 años, autogestionado y que este año empezamos a conformar equipo. La idea es que se consolide el 2016 con auspiciadores y una programación más estable. Además de Pies de Loto, ahora estoy exponiendo de manera virtual en un proyecto de la ONG BsAs, a propósito de los 100 años de Roland Barthes y un texto “Fragmentos del discurso amoroso”, donde se exponen series fotográficas de distintos autores que se acompañan de capitulos del textos en forma aleatoria http://www.barthesmonamour.com/

Por otro lado inauguramos el 25 de noviembre en villa Grimaldi un proyecto colectivo de mujeres artistas, que se llama “Ofrendas fotográficas contra el femicidio”, que ya partió su gira inaugurándose en Atacama.

¿Cómo ves la unión irrenunciable entre arte y vida?

Hay que intentar unir los intereses personales y vivirlos, además del arte no se puede escapar. Yo lo intento con Revuelta, uniendo personas que quiero, que me interesan, que admiro y armando proyectos con ellos, intentando que además sean un aporte y que podamos compartir con otros.

El proyecto Pies de Loto está siendo exhibido en:
Sala Radicales —-> Monjitas 580, Santiago Centro.
Desde el 12 de noviembre al 05 de diciembre.
Horarios —-> de lunes a viernes 09:00 a 22:00 hrs, y sábados de 13:00 a 22:00 hrs.
Contacto —-> sumiko.muray@gmail.com + info en —-> http://www.sumiko.cl

Erick Faúndez

Erick Faúndez

Fotógrafo. Asumo la práctica artística desde la experiencia cotidiana y desde los objetos, lugares y espacios que se relacionan con mi persona.
Erick Faúndez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *